MéxicoPresidencia de la RepúblicaActividades
Start
-

-
Visit
-
México para Niños
México en Línea



Reconocimiento AMIPCI 2005



-

INICIO » Actividades » Apertura de la Autopista Tuxtla Gutiérrez-México, D.F., en el tramo Las Choapas-Ocozocoautla

Imprimir Enviar

Actividades

-

Apertura de la Autopista Tuxtla Gutiérrez-México, D.F., en el tramo Las Choapas-Ocozocoautla

CS

Lunes, 22 de Diciembre de 2003

Discurso Discurso | Ocozocoautla de Espinosa, Chiapas.

Versión de las palabras del Presidente Vicente Fox Quesada durante la inauguración del Puente Chiapas y Apertura de la Autopista Tuxtla Gutiérrez-México, D.F., en el tramo Las Choapas-Ocozocoautla, que este mediodía encabezó en el Km. 143 de la autopista Tuxtla Gutiérrez-México en este municipio.

Muchísimas gracias, muy buenos días.

Pablo Salazar, Gobernador del estado de Chiapas, muchas gracias por la invitación a ser testigo de este acto histórico, de la inauguración y puesta en marcha de este Puente Chiapas y de esta carretera. Faltan dos días y se cumplió el compromiso en fecha, tiempo y forma.

Hoy es día de fiesta, como señaló Pablo, es un día muy especial para las y los chiapanecos; también lo es para el país entero y también lo es para nosotros.

Con la entrega de esta magna obra al pueblo de Chiapas, respondemos a una muy sentida demanda, damos un paso más --un paso muy importante-- para impulsar el desarrollo social, el desarrollo humano, el desarrollo económico de este bello y ahora dinámico estado del sur-sureste de México.

Aunque se veía difícil, fuimos juntos capaces de sumar esfuerzos, Gobierno Federal, gobierno estatal, constructores, el gran empeño del Gobernador Pablo Salazar, para ir superando uno a uno todos los obstáculos y concluir, como se había ofrecido, antes de la Navidad. Puedo decir con orgullo: ¡palabra cumplida!

Con la terminación de este puente, este Puente Chiapas, de más de mil ochocientos metros de largo sobre esta presa, se han conectado los dos tramos de la autopista que va de Las Choapas a Raudales y Ocozocoautla, para ponerla en operación ya completa.

Gracias a ello, la distancia entre Tuxtla Gutiérrez y la Ciudad de México se reduce en poco más de cien kilómetros, y por su trazo y las condiciones técnicas y modernas de la nueva autopista, el tiempo de recorrido disminuye tres horas y media. Además, con esta inauguración se avanza también en la modernización del Circuito Transístmico.

A partir de hoy están más cerca miles de familias, cientos de comunidades de estas regiones. También están más cerca de ellas mayores servicios de salud, educación, que han anhelado por tanto tiempo.

Para dar una idea de la magnitud de esta obra, basta mencionar, dos datos: sólo en la construcción de las pilas del puente se utilizaron 10 mil toneladas de acero, que es la cantidad que se requiere, por ejemplo, en la edificación de cuatro plataformas marinas.

Además, el total de acero utilizado en el puente, en su conjunto, es de 19 mil toneladas, esto es mil más que las utilizadas, por ejemplo, en la "Torre Mayor" de 225 metros de altura, construida en el Distrito Federal. Con la obra misma, en su costo e inversión, significa dos veces más que el distribuidor vial construido en la Ciudad de México.

Sabemos muy bien que sin infraestructura carretera, no hay desarrollo. Por ello, desde el inicio del Gobierno se estableció como pilar fundamental una estrategia de modernización, ampliación y expansión de la red carretera, para articular en el país, de norte a sur y de este a oeste.

Los primeros dos años de este Gobierno, ya se invirtieron 17 mil millones de pesos en la construcción de carreteras. Estos recursos significan más del doble de lo que se venía construyendo en promedio año por año.

Pero ese año, sólo este tercer año de Gobierno, la inversión ha sido de 22 mil millones de pesos, que sumado a lo invertido en los dos primeros años, ya triplica, triplica el promedio anual de inversiones. Y de hecho, significa que en estos tres años ya se ha construido, prácticamente, la misma cantidad que lo que se hiciera en los seis años completos anteriores.

Y quiero hacer hincapié, en que de todas las inversiones mencionadas en infraestructura carretera, cerca del 40 por ciento del total, lo estamos concentrando en el sur-sureste del país y aquí en Chiapas. Así, estamos cumpliendo uno de los compromisos de campaña, que fue el de conectar el sur-sureste mexicano con el resto del país.

Y no vamos a parar ahí, vamos por más, porque eso es lo que demandan las y los chiapanecos y los mexicanos de todo el país. Para el próximo año, vamos a invertir más de 40 mil millones de pesos en nuestra red carretera, cinco veces, cinco veces lo que se venía invirtiendo en carreteras.

Y así, en un solo año, en el año del 2004, estaremos construyendo tantas carreteras, como se hizo en todo el sexenio anterior.

Con estas inversiones llegaremos a 17 mil 300 kilómetros de carreteras construidas o modernizadas en los ejes troncales federales; habremos construido libramientos amplios para todas las ciudades principales del país, habremos construido el gran anillo metropolitano, muy importantes distribuidores viales a lo largo y ancho del país.

Amigas y amigos:

Para tener más obras como ésta que, con orgullo, hoy inauguramos, estamos utilizando nuevas fórmulas para poder contar con más recursos y avanzar más rápido.

Hemos convocado a los inversionistas privados, participan directamente los gobiernos de los estados, particularmente cito el caso del gobierno del estado de Chiapas y, por supuesto, participa el Gobierno Federal.

Así que el país no se detiene, sigue su marcha ascendente. Ante el impedimento para contar con más recursos fiscales, promovemos una fórmula mixta de inversión que hemos denominado público-privada y que habremos de impulsar y crecer para el año próximo.

A través de esta fórmula, este año se han invertido en el país 40 mil millones de dólares, esto es más de 400 mil millones de pesos de inversión en infraestructura de energía, carretera y vivienda.

Esa cifra para el año que entra habrá de crecer a 50 mil millones de dólares. Esto es más de 500 mil millones de pesos de inversión directa, pública o privada, en infraestructura carretera, en construcción de 575 mil viviendas y en inversión en energía.

El país goza de un gran clima de tranquilidad política en el marco propio de las sociedades que son verdaderamente democráticas, donde el diálogo y el debate, muchas veces intenso, constituye una de sus características más importantes.

Hoy en el país se pueden expresar todas las voces, absolutamente todas las voces, cada una a partir de su propia convicción y razonamiento pueden o no coincidir, lo que es indispensable es que exista el espacio para la expresión de la pluralidad en un ambiente de tolerancia.

Esa es una realidad que el país tiene y es conquista de la sociedad mexicana a partir del año 2000, que a nadie, que a nadie le preocupe esta fortaleza de nuestra actual democracia; por ella hemos luchado y a todos nos pertenece.

Acatar la voluntad de los diputados no excluye el derecho y la responsabilidad del Ejecutivo y del Presidente de la República a seguir luchando, y lo haremos hasta el final de mi mandato, a favor de una reforma fiscal que impulse el crecimiento, genere empleos y disminuya la pobreza, la exclusión y la miseria de muchas familias que es la verdadera responsable de todas las tensiones que existen en el país.

Es normal en toda negociación y diálogo todos los participantes pretendan influir en los interlocutores, ese es el propósito del debate, intercambiar opiniones, entonces, es absurdo que en un diálogo alguien se queje porque se le pretenda influenciar.

En un argumento semejante subyace el dogmatismo y la cerrazón. Lo que provoca la tensión política no son las discrepancias, ni las diferencias, sino el forcejeo partidario interno de un partido político, que busca dirimirse a costa de los intereses nacionales.

Lo que provoca la tensión no son los argumentos diferentes, sino los intereses electorales y de rebatinga del poder que pretender encubrir con sus discursos de falsa defensa popular.

Reitero, como lo he dicho, desde mi toma de posesión, que el Ejecutivo propone y el Legislativo dispone. Respeto de manera total la decisión de las mayorías en el Congreso, pero esto no quiere decir que el Presidente no tenga su propia posición y la defienda pensando en México; que el Presidente no quiere decir esto, que el Presidente no defienda o intente hacer valer sus convicciones, como ocurre en cualquier democracia.

Sus razones, aquellas que en el marco de su responsabilidad considera que son las más convenientes para el país, no por consideración propia, sino por escuchar a la gente, por escuchar las demandas de la gente, por escuchar las aspiraciones de la ciudadanía, por tener la convicción de que ésta es, puede y va a ser una Nación maravillosa, a la altura del esfuerzo y el trabajo que hacen todos sus ciudadanos todos los días del año.

De no hacer esta defensa, la sociedad estaría en su derecho de reclamarle al Presidente. pero también una obligación del Ejecutivo, de cualquier ciudadano mexicano, proponer y defender sus ideas.

De la misma forma que los senadores y diputados, que los gobernadores y dirigentes sindicales, que los empresarios ofrecen su opinión, así lo hace también el Presidente.

El diálogo, el debate y la discusión, el intercambio de las ideas y posiciones, consolidan y profundizan nuestra democracia, la hacen mejor.

Respeto, insisto en ello, la decisión de la mayoría de los diputados que ayer rechazaron una reforma dentro de la Comisión de Hacienda, para que podía haber otorgado más posibilidades al Gobierno Federal, al gobierno estatal, para hacer frente a los grandes rezagos sociales que heredamos, precisamente, de aquellos que grupos, pensando en intereses personales, rechazó el día de ayer, e impidió que esa reforma fiscal llegara al pleno de la Cámara de Diputados.

Desde mi punto de vista, esa decisión, siendo un error, implica que se dejen de construir escuelas, centros de salud, hospitales, sistemas de agua potable, carreteras, puentes, que se dejen de generar empleos, que el país pueda crecer a más velocidad. Eso es lo que nuestro país no puede aceptar.

Necesitamos avanzar con mayor rapidez, y la reforma fiscal lo permitía. Ahora avanzaremos de manera más lenta, porque el Estado quedará restringido en sus recursos por las decisiones que impidieron, el día de ayer, un mejor presupuesto para el año 2004.

Nos limitan recursos para luchar de manera más contundente contra la miseria y la pobreza, contra los rezagos sociales que, repito, heredamos de quienes hoy se han autodenominado salvadores del pueblo y redentores de la pobreza de una manera equivocada.

Amigas y amigos:

Yo invito a todo el país a seguir adelante, a seguir trabajando por México, a unir esfuerzos, a trabajar como un solo equipo, a redoblar ese esfuerzo para construir la sociedad que anhelamos y que tanto necesitamos, para heredar a nuestros hijos y a la siguiente generación un país mejor.

Hemos actuado con responsabilidad y lo vamos a seguir haciendo. Sigamos, pues, luchando por ese México que todas y todos queremos.

Aquí, en Chiapas, ustedes lo están haciendo y lo están haciendo de sobra, basta ver la situación de Chiapas hace apenas unos años y ver hoy la renovada esperanza, el nuevo camino al desarrollo que han puesto en marcha ustedes.

Pablo es mi amigo, y lo digo con orgullo, es su Gobernador, él es el tipo de líderes que requiere nuestro país.

Hoy Chiapas empieza a ocupar ya primeros lugares, es el gobierno digital número uno en el país; tiene, si no la cantidad que quisiéramos, pero la generación de un importante número de empleos que lo ponen también al frente entre los estados del país.

Chiapas está cambiando, Chiapas está avanzando hacia un mejor destino.

Yo los invito a que sigan trabajando unidos, sigan impulsando obras como ésta, porque nosotros, el Gobierno Federal, el Presidente de la República, se va a asegurar, junto con su Gobernador, que se construya ese aeropuerto, que se termine ese Puerto Madero, que se construya ese gran hospital de tercer nivel que ya arrancó su construcción y que sigamos adelante construyendo esta magna obra.

Muchas gracias, que Dios los bendiga y a seguir adelante.

-Moderador: A continuación el ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos procederá a efectuar el corte de listón con el que se dará por inaugurado el Puente Chiapas para, posteriormente, dar el banderazo de salida a vehículos cargados con productos del estado, simbolizando así la apertura de la autopista Tuxtla Gutiérrez-México, tramo Las Choapas-Ocozocoautla.

:
Lunes, 19 de Diciembre de 2005 a las 13:45 por Carmen Cobos González.

-

Rate this note
-Muy malMalRegularBienMuy bien--
-



- -
Sistema Internet de la Presidencia
-

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA • MÉXICO

0.1587

ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2015 Sistema Internet de la Presidencia