MéxicoPresidencia de la RepúblicaActividades
Start
-

-
Visit
-
México para Niños
México en Línea



Reconocimiento AMIPCI 2005



-

INICIO » Actividades » Diversas intervenciones durante la comida con motivo de la Presentación del Año del Jaguar

Imprimir Enviar

Actividades

-

Diversas intervenciones durante la comida con motivo de la Presentación del Año del Jaguar

CC

Jueves, 17 de Marzo de 2005

Calakmul, Campeche.

Diversas intervenciones durante la comida a la que asistió el Presidente Vicente Fox Quesada, con motivo de la Presentación del Año del Jaguar, en esta Zona Arqueológica.


-Moderador: sean bienvenidos a la Reserva de la Biosfera de Calakmul y a esta hermosa zona arqueológica, deseando que tengan todos ustedes muy buen provecho.

(Comida)

-Moderador: Tiene la palabra el ciudadano doctor Ernesto Enkerlin Hoeflich.

-Dr. Ernesto Enkerlin Hoeflich: Buenas tardes señor Presidente, señor gobernador, amigos y amigas conservacionistas. Este es un día realmente de cosecha para la conservación y me da muchísimo gusto estar con ustedes y compartir este momento.

La nueva conservación que hemos denominado como humanista y pragmática, defiende la armonía del hombre con la naturaleza, y nos consideramos además defensores de un Estado que rechaza todas las formas de violencia.

La conservación nos une más allá de las fronteras, más allá de nuestras ideas y es como un gran arcoiris donde cabemos todos los colores, siempre que haya un compromiso genuino con ella.

México es el cuarto país en número de especies, es el segundo en número de ecosistemas en el mundo, y es uno de los más diversos en culturas y en lenguas autóctonas.

Es muy probable que México, de hecho, sea el país más diverso del planeta.

Esa gran diversidad constituye un patrimonio que es único e insustituible en lo ambiental y en lo cultural.

Por ejemplo, el potencial ecoturístico que tiene nuestro país y que comparte con el resto de nuestros países hermanos de Mesoamérica, no tiene igual en todo el planeta.

Es algo que no se puede comprar, es algo que no se puede construir, es algo que se puede perder, pero es algo que podemos usar para beneficiar a las comunidades que habitan en esta gran región.

Nuestra belleza natural es una cosa providencial. Es decir, no hicimos nada para tenerla. Toda su conservación es una cosa que nos compete a todos y a cada uno de los mexicanos.

Por ello, hace cuatro años, y en línea con el Plan Nacional de Desarrollo, nos comprometimos a que México no sólo fuera reconocido como un país megadiverso, sino que fuera reconocido como un líder en conservación, porque esa es la obligación y la vocación de los mexicanos.

Campeche también es un líder y es un valuarte en conservación de los ecosistemas y nuestra biodiversidad.

Es uno de los tres estados con mayor superficie protegida, y a donde quiera que volteamos, dentro de este estado, tenemos cosas de cuales sentirnos orgullosos, de cuales, incluso, presumir.

Hoy estamos en la reserva de la Biosfera de Calakmul, una reserva de 723 mil hectáreas, que junto con las reservas estatales de Balam-Kin y BalamKu, constituyen un macizo de más de un millón 250 mil hectáreas de áreas de conservación.

Y que con el Petén guatemalteco, en su conjunto, constituyen el segundo forestal, el segundo macizo forestal más grande de América después de la amazónea.

Los gremios ambientales que prestan estas reservas y estos espacios protegidos y prioritarios son muy importantes, y son no sólo para México, sino para el mundo.

Tenemos el paisaje que es insustituible. Hace unos tres años pararon aquella pirámide; platicaba con la entonces secretaria de Turismo, Leticia Navarro, que este es uno de los últimos lugares del mundo donde nos podemos parar en una estructura construida por los hombres de más de tres mil años, y mirar todo nuestro alrededor y lo único que vemos es un manto de bosque.

Estaba ahorita medio seco, pero tal vez al ratito, si nos corre el agua, de aquí a una semana esté totalmente verde.

Esos macizos no sólo sirven para el paisaje, sirven también para la captación del agua y el carbono, contribuyen al balance climático del planeta, y en general brindan servicios a la sociedad. Pero más importante, son un recurso para las comunidades locales para que puedan mejorar su calidad de vida.

El proyecto que hoy nos reúne, une a los proyectos que hoy nos reúnen, y del cual, seguramente el arquitecto Selem hablará con mayor detalle, fue la adquisición, precisamente, de 151 mil hectáreas para incorporarlas a zonas de protección dentro de Calakmul.

Si me corre el agua, ya se va a mojar el resto del discurso.

Este proyecto fue producto de una colaboración muy intensa de varios años que contó con el apoyo y la visión, y sobre todo, la persistencia de muchos grupos y de muchas personas.

En total logramos, después de mucha batalla y con apoyo de la Reforma Agraria, con apoyo de las comunidades, con apoyo del gobierno del estado este gran logro.

Yo quiero agradecer a Jorge Carlos Hurtado y a su equipo de trabajo, en particular, a Felipe, a Carlos Felipe Ortega y a Manuel Angulo el apoyo que nos han dado durante estos cuatro años.

Esta visión trans-administraciones que tuvieron nos llevó a este punto culminante.

Igualmente a la presidenta municipal de Hopelchén, la profesora Lidia, a Julio César Pulido que es un conservacionista de muchos años, le tenemos mucho que agradecer, y a nuestros dos socios principales que son Pronatura y…, sin cuyo apoyo no podíamos haber llegado a este punto.

Pero hay otros proyectos que nos reúnen hoy, el Proyecto Jaguares sin Frontera, este año, el año de Jaguar en México. Estamos comprometidos con su conservación.

Y lo más interesante, en el Proyecto del Año del Jaguar, es el Gobierno el que se está sumando con la sociedad civil, porque la sociedad civil, antes que nosotros empezáramos a meterle en esta administración recursos a este proyecto, ellos ya tienen años trabajando y somos nosotros los que nos sumamos a este esfuerzo y reconocemos la visión de Unidos por la Conservación en haber arrancado el Proyecto Jaguares sin Fronteras y a todos los otros proyectos, las ONG’s y académicos a lo largo y ancho del país con los proyectos de conservación de jaguares que estaremos arrancando este año.

Y, por último, el Corredor Biológico Mesoamericano que nos une con nuestros países hermanos en una visión donde no son sólo las sabias profecías las que debemos conservar, sino lo que debemos conservar es a nuestro país entero.

Y estos corredores sirven para que con actividades de uso sustentable de los ecosistemas, su biodiversidad, se mejore la calidad de vida de las personas.

Esta es, pues, la nueva conservación de la que les estaba hablando, es con, por y para la gente. La voluntad y actitud son elementos muy importantes para esta conservación, pero también ayuda mucho tener recursos.

Tan sólo el año pasado, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas invirtió más recursos que en los seis años que la administración anterior, que nos heredó una plataforma excelente y que ahora nosotros, con estos recursos incrementados, estamos aprovechando.

Hemos fortalecido programas, dando continuidad a todo aquello que era bueno y generado nuevos programas. Hoy en día el 80 por ciento de nuestro presupuesto se destina a proyectos con las comunidades, no es conservación por la conservación, sino es conservación para cambiarle la vida a la gente para bien.

Este 2005 yo creo que seguirá siendo un año de cosecha en muchos sentido para la conservación y para México. En los últimos cuatro años hemos liberado más de 125 millones de tortuguitas con acta de nacimiento mexicana en los mares del mundo. Como un ejemplo, la ballena gris ha logrado estabilizar sus poblaciones.

Hoy pagamos más de 125 millones de pesos por pago de servicios ambientales con apoyo de CONAFORT; México es ahora el tercer país con mayor número de humedales prioritario, incluyendo la Laguna de Términos, aquí en este estado.

El berrendo peninsular, prácticamente extinto, ya en este año vamos a empezar a liberar los primeros ejemplares de regreso a su hábitat natural.

Tenemos 27 nuevas áreas protegidas en estos últimos cuatro años y tenemos una gran cantidad de programas y proyectos. Esta es labor de todos, de muchos de los que están aquí.

Yo les quiero agradecer, quiero agradecer el apoyo de PROFEPA, de gente como los vigilantes participativos que nos acompañan por acá, que nos ayudan a la conservación y a la protección de las comunidades; el apoyo de la Comisión Nacional de Desarrollo de los Pueblos Indígenas; gracias, Xóchitl; gracias, Cristóbal, por el apoyo.

Estamos haciendo proyectos innumerables rumbo al Foro Mundial del Agua; a la SEDESOL, a la CONAFOR, al INAH, Carlos, muchas gracias por todo el apoyo; al gobierno del estado y a los otros 32 gobiernos que tenemos locales que apoyan esta labor de conservación que es de todos. Y a la cooperación internacional, a nuestros países vecinos y hermanos.

Tenemos muchísimo que hacer, falta mucho, los retos de la conservación son inmensos, pero estas pequeñas victorias nos dan el acicate y nos inspiran para saber que podemos llegar a un mundo sustentable.

Gracias.

-Moderador: Toma la palabra el ciudadano arquitecto José Elías Selem Ferrer, presidente del Consejo Directivo de Pronatura Península de Yucatán.

-Arq. José Elías Selem Ferrer: Señor Presidente, don Vicente Fox Quesada; señor gobernador, Jorge Carlos Hurtado Valdez; distinguidos invitados; amigas y amigos:

La región de Calakmul es parte del rico patrimonio histórico y cultural de la civilización maya, una de las más importantes de Mesoamérica; es un hoy en día una región especialmente importante, ya que aún posee una extraordinaria diversidad biológica, una variedad de ecosistemas en muy buen estado de conservación y la existencia de especies carismáticas.

Sólo por mencionar algunos ejemplos, podemos decir que la región de Calakmul representa una de las áreas de mayor importancia para la conservación de aves amenazadas y en peligro de extinción y es hogar de millones de aves migratorias que usan la selva en el invierno.

Junto con la Reserva de la Biosfera Maya, que se continúa en el Petén guatemalteco y las áreas de conservación en Belice, suman más de dos millones de hectáreas, lo que constituye uno de los esfuerzos más significativos de conservación en América.

Se considera dentro de las primeras 15 áreas prioritarias en las Américas para la conservación de mamíferos y uno de los últimos reductos del hábitat del jaguar, símbolo de la excelencia, fortaleza y lo sagrado de los mayas, el señor de la selva.

Sin embargo, es creciente nuestra preocupación relacionada con los procesos de deterioro del medio ambiente, la pérdida de biodiversidad, la fragmentación de selvas y la transformación del uso del suelo causados por la expansión agrícola, la apertura de nuevos caminos y vías de comunicación y el ofrecimiento de crédito e incentivo para actividades productivas en suelos que no son aptos para ello.

Esto ha puesto de manifiesto más que nunca la necesidad de crear un marco regional para la conservación de la biodiversidad y la promoción del desarrollo sustentable a través de diferentes estrategias.

Es evidente que conciliar la conservación y el desarrollo sustentable representa un gran reto. Es por ello que este reto debe de ser afrontado como una visión común por los diversos actores: Gobierno Federal, estatal, municipal, centros de investigación, iniciativa privada, comunidades locales y sociedad civil.

La tarea de modificar y cambiar los modelos tradicionales de desarrollo para alcanzar un manejo sustentable, debe ser una responsabilidad compartida entre sociedad y Gobierno.

La sociedad civil nacional e internacional, estamos haciendo un gran esfuerzo para tener una participación más efectiva para la protección y conservación de tierras a través de estrategias y mecanismos complementarios.

Hace tres años la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, CONANP, el gobierno del Estado de Campeche, las organizaciones civiles The Nature Conservancy y Pronatura Península de Yucatán, iniciamos un proyecto conjunto para dar mayor certidumbre a la tenencia de la tierra, dentro de la poligonal de la Reserva de la Biosfera de Calakmul.

Como grupo compartimos una visión y un anhelo común para proteger y conservar el rico patrimonio cultural y ambiental de Campeche. No sólo por la riqueza biológica que representa, sino también por los servicios ambientales que la naturaleza brinda, como la captación de agua, protección de cuencas y oportunidades de recreación.

Por ello, enfatizamos la prioridad de mantener la continuidad del macizo forestal. Hasta ahora podemos decir que hemos dado un gran paso, sumando y complementando esfuerzos para la protección de 151 mil hectáreas de selva, las cuales hemos acordado que pasen a ser parte de la zona núcleo de la reserva.

Enfatizamos nuestro interés y compromiso de seguir trabajando en esquemas de protección de conservación de tierras similares a este, y esperamos que el próximo año otro logro sea compartido con todos ustedes.

El reto y la corresponsabilidad ahora, es asegurarnos que su manejo pase del anuncio a un ejemplo donde las estrategias de manejo y conservación, no permitan transgredir las reglas que rigen su funcionamiento, y comprometer por rebasar la capacidad de autorregulación de los ecosistemas.

El compromiso de Pronatura es seguir buscando y desarrollando estrategias que garanticen este reto y la corresponsabilidad sea cumplida.

Muchas gracias.

-Moderador: Corresponde el turno en el uso de la palabra, al señor ingeniero Gerardo Salgado, representante de la presidenta Pro Tempore de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo.

-Ing. Gerardo Salgado: Honorable Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; señor gobernador del Estado de Campeche; presidente de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales; presidente municipal de Calakmul; representantes de organizaciones no gubernamentales; niños y niñas que nos acompañan; amigos y amigas. Tengan todos muy buenas tardes.

En nombre de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, quiero expresar nuestro agradecimiento con esta oportunidad de compartir con ustedes, que es una expresión más del acercamiento entre México y Centroamérica.

La integración de nuestros países se manifiesta en procesos conjuntos que nos unen en la agenda política, económica, social y también ambiental.

En este punto y en este escenario, que es una muestra del patrimonio natural y cultural de nuestra maravillosa región, quiero resaltar que el futuro de los recursos naturales y de la diversidad biológica de nuestro territorio dependen en gran medida de cómo nuestras sociedades decidan continuar aprovechándolo para generar riqueza y mejorar el nivel de vida de la población.

Es necesario conocer las posibilidades y opciones que el mercado globalizado nos está ofreciendo y aprender a entender y aprovechar nuestras oportunidades y ventajas competitivas, que se basan en la capacidad de adaptación, innovación, tecnología sabiamente utilizada, la sabiduría ancestral de las comunidades, los valores culturales y la participación de todos los sectores en las decisiones sobre desarrollo.

Una expresión en este sentido es el Corredor Biológico Mesoamericano, tanto terrestre como marino e integrando esfuerzos desde Panamá hasta México, constituye esa identidad alternativa de Mesoamérica, que simboliza y representa el privilegiado patrimonio natural de nuestros países y que es la plataforma biológica que sustenta nuestra productividad actual y futura.

Hasta ahora hemos trabajado juntos en proyectos que están sentando las bases para un programa regional que con perspectiva de largo plazo nos presentan nuevos retos. Sin embargo, el hecho de encontrarnos hoy aquí manifiesta nuestro compromiso de enfrentarlos de manera conjunta.

Son muy pocas las regiones del planeta en las que ocho naciones unen esfuerzos y voluntades para avanzar conjuntamente en esta dirección, tratando de llevar a la práctica las Metas del Milenio acordadas por la comunidad de naciones y, más importante aún, satisfacer las justas expectativas de bienestar humano de nuestras poblaciones.

Otros países de América y de otras regiones del mundo deben reconocer y apoyar los esfuerzos de los pueblos de Mesoamérica que, aprendiendo del pasado, trabajan juntos para mejorar nuestra calidad de vida y de las generaciones futuras.

Todos juntos, Estado, sociedad civil y sectores productivos, tenemos una responsabilidad seria con las generaciones futuras: heredarles una región y un Corredor Biológico Mesoamericano más rico y próspero materialmente, pero también igual de diverso en lo biológico y cultural, manteniendo la herencia de nuestros ancestros que determina nuestra identidad como pueblos y naciones.

Muchas gracias.

-Moderador: A continuación el ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará entrega de reconocimientos por su participación en el taller de dibujo del Corredor Biológico Mesoamericano, que se realizó en los cuatro estados del sureste mexicano.

Reciben el reconocimiento los niños: Luz Elba Sánchez y Juan Bernardo Pérez, del Estado de Chiapas.

Adriana Maribel Pech y Efraín Pech Kupul, del Estado de Yucatán.

Juan Felipe Xotum del Estado de Quintana Roo.

Carla Saydé Cervera Caamal y Mauricio Sánchez Espinoza, del Estado de Campeche.

Asimismo, por su labor en la orientación en el desarrollo de estos talleres recibe reconocimiento el ciudadano: Jorge Rello Espinoza.

De igual manera se reconocerán a las Organizaciones No Gubernamentales que contribuyeron con su trabajo para lograr la incorporación de tierras a la conservación de esta reserva de la biosfera.

Las organizaciones son:

Pronatura, Península de Yucatán, A.C., recibe el reconocimiento su presidente del Consejo Directivo, el ciudadano arquitecto José Elías Selem Ferrer.

Y Natural Conservancy, recibe la directora del Programa Sur de México, la señorita Mari Claire Páez.

Y, por ultimo, Ecobanca, A.C., recibe su director general, Emilio Cano Reveles.

En el uso de la palabra el ciudadano contador público Jorge Carlos Hurtado Valdez, gobernador del Estado de Campeche.

-Gobernador Jorge Carlos Hurtado Valdez: Señor Presidente de la República, licenciado Vicente Fox Quesada:

Nos da mucho gusto contar con su honrosa presencia en esta antigua ciudad santuario de Calakmul.

Han pasado 16 años desde que se creó esta reserva que constituye, con 723 mil hectáreas, una de las áreas naturales protegidas más grandes de México y del Continente Americano.

Lo señalaba Ernesto hace un momento: en noviembre se incorporaron 150 mil 710 hectáreas más en la protección ecológica.

El Estado de Campeche se suma así al proyecto del Corredor Biológico Mesoamericano con nuestros estados hermanos de Chiapas, de Quintana Roo, de Yucatán y los países centroamericanos de Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Panamá.

El Año del Jaguar es una estrategia inaplazable para evitar la extinción de esa especie que es emblemática de la región. Y nuestros esfuerzos son compatibles con el proyecto internacional Jaguares sin Fronteras.

Es muy justo apreciar las aportaciones de los Organismos No Gubernamentales en esta importante protección ambiental. Por eso felicitamos a estos niños que participaron en el concurso de dibujo y a las instituciones privadas, que por su valioso apoyo a la iniciativa de incorporación de tierras a la biosfera de Calakmul.

Principalmente quiero hacer un reconocimiento también, a nombre del gobierno de Campeche, a Pronatura, a Natural Conservancy y a la Ecobanca.

En Calakmul se encuentra una de las ofertas turísticas más importantes del estado y del mundo maya. Y por eso nuestro interés, señor Presidente, en traerlo aquí, para que usted constate con sus propios ojos todos los tesoros que a diario descubrimos nuevamente en Calakmul; tesoros que todavía no se exponen al público, que están en tareas de investigación, de consolidación, pero esperamos ya con el compromiso del INAH, poder abrir al público a finales de noviembre precisamente lo que es el censo que acabamos de ver.

En este municipio tan antiguo como sus hondas raíces prehispánicas y tan nuevo, porque sepa usted que apenas tiene nueve años de haberse constituido Calakmul como municipio, conviven de manera contradictoria la riqueza de la reserva de la biosfera y, lamentablemente, la precariedad de sus comunidades.

El nombramiento de la antigua ciudad maya de Calakmul como patrimonio de la humanidad, declarado por la UNESCO en 2002, abrió amplias perspectivas para el desarrollo de Calakmul. Enorme es el potencial turístico de este municipio, pero también muy grandes los retos que afronta aquí el sector para consolidarse como plataforma de transformación y de progreso.

Por eso quiero externarle nuestro agradecimiento por la firma del convenio para la construcción del acueducto de Adolfo López Mateos a Xpujil, que surtirá de agua adecuada para el consumo humano a la región. Con ello se solucionará una añeja demanda y se avanzará en la construcción en la infraestructura básica que se requiere para el progreso.

Calakmul avanza, de eso no hay duda, pero nos falta la construcción de una carretera que sería de enorme interés para la región: unir a Tikal con Calakmul.

El mejoramiento en la realización del entronque carretero Escárcega-Xpujil, en el camino que nos conduce a esta zona arqueológica. Facilitar la modernización de las carreteras Escárcega y Xpujil y Escárcega Villahermosa, que son vitales para poder traer al turismo hacia acá.

De la carretera Escárcega y Champotón, que son carreteras que están previstas en el Plan Puebla-Panamá, dentro del cinturón del Atlántico.

Es indispensable la construcción de la subestación eléctrica en esta área, y la ampliación y modernización de la aeropista de Xpujil.

Quiero destacar que nos hemos encargado la elaboración de los estudios y proyectos que nos permitirán, con el apoyo de FONATUR, integrar el plan maestro que auspicie el desarrollo de la región.

Señor Presidente:

Le agradecemos el que haya aceptado nuestra invitación para visitar Calakmul.

Estamos a tiempo de conciliar la conservación de los ecosistemas, con la inversión responsable que genere empleos y que mejore las condiciones de vida de las familias.

Es perfectamente posible que convivan la preservación de la naturaleza con una explotación sustentada y razonable del turismo para beneficio de los habitantes de la región.

Este es, sin duda, un atractivo junto con el Centro Histórico de la Ciudad de Campeche para el turista nacional y extranjero. Tenemos un gran compromiso con Calakmul, aprovechar su riqueza en bien de Campeche es un reto, pero que no admite ni errores, ni demoras.

El mundo tiene finalmente, después de muchos esfuerzos, puesta la mira en ese lugar, y lo demuestra el número creciente de turistas extranjeros que van llegando cada día a Calakmul, y también que es prioridad de organismos conservacionistas internacionales. Y es una oportunidad que se merece el estado y los habitantes de la región.

Y estamos destinando toda la atención y todo el esfuerzo que esté en nuestras manos: la federación, el estado y el municipio. Juntos seguiremos empeñados en darle a los hijos de esta noble tierra, un destino mejor que bien se merecen. El despegue económico de la región está iniciando.

En la selva de Calakmul se escucha el eco nuevo de un presente que llama otra vez a la construcción y el porvenir. Pero ese llamado es para todos.

Muchas gracias.

:
Viernes, 18 de Marzo de 2005 a las 10:58 por Mario Dehesa González.

-

Documentos relacionados

Rate this note
-Muy malMalRegularBienMuy bien--
-



- -
Sistema Internet de la Presidencia
-

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA • MÉXICO

0.193619

ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2015 Sistema Internet de la Presidencia